Estatutos

ESTATUTOS

SOCIEDAD DE ESCULTORES DE CHILE A. G.

TÍTULO I

De la Sociedad y sus fines

ARTÍCULO PRIMERO:

La “SOCIEDAD DE ESCULTORES DE CHILE A.G.”, pudiendo usar indistintamente, incluso ante los bancos e instituciones financieras y, en general, ante cualquier persona natural o jurídica la sigla “SOECH A.G.”, es una asociación gremial constituida el 25 de Agosto de 1995 ante el Notario Raúl Perry Pefaur, anotada con el número 41 de su Repertorio 6268 del año 1995, e inscrita el 17 de Octubre de 1995, bajo el N° 2750 en el registro de Asociaciones Gremiales de la División de Asociatividad y Economía Social de la Subsecretaría de Economía y Empresas de Menor Tamaño del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

La Asociación se regirá por los presentes Estatutos y por los reglamentos que se dicten en conformidad a ellos.

ARTÍCULO SEGUNDO: FINES DE LA SOCIEDAD

Por la reunión de personas naturales y/o jurídicas que comparten el interés y compromiso común en la reflexión, gestión, creación y práctica de la escultura y según se manifiesta en estos Estatutos; los socios de la SOECH se proponen:

  • Promover, desarrollar y proteger la actividad escultórica en Chile, procurando contribuir al bien cultural y patrimonial nacional e internacional,

  • Fortalecer la actividad gremial por el fomento de la comunicación e interacción entre artistas escultores chilenos,

  • Difundir y proyectar los fines sociales, tanto al interior de la Sociedad como a la comunidad en su totalidad, abriéndose y participando en la comunidad a través de actividades propias de la actividad artística escultórica.

La Asociación no perseguirá fines de lucro y su actividad se desarrollará de modo independiente a movimientos político partidistas o religiosos.

ARTÍCULO TERCERO: ACTIVIDAD DE LA SOCIEDAD

Para el logro y materialización de estos objetivos, entre otras actividades, la Sociedad podrá:

  1. Celebrar encuentros, reuniones, convenciones y eventos, para el análisis, estudio, perfeccionamiento y difusión de las actividades propias de la actividad escultórica,

  2. Participar en la creación, desarrollo y difusión de Centros de Estudio e investigación y actividades académicas relacionadas con la teoría, reflexión, creación y práctica de la escultura y su conservación,

  3. Colaborar con el desarrollo escultórico y el perfeccionamiento de los socios, alentando y promoviendo la asistencia de sus asociados a eventos nacionales o internacionales en los que se difunda y transmita el conocimiento y la creación de la escultura,

  4. Prestar servicios o agenciar servicios de consultoría y asesoramiento a instituciones públicas y privadas, en materias escultóricas, artísticas y/o culturales,

  5. Organizar y/o realizar exposiciones y muestras estables, itinerantes, permanentes o temporales,

  6. Organizar, patrocinar, auspiciar y/o apoyar cualquier otra actividad artística, cultural o de difusión vinculada a la escultura,

  7. Crear y/o sostener archivos y bibliotecas; editando folletos, revistas y libros y, en general, hacer uso de todo tipo de medios, tanto escritos, audiovisuales o multimediales, para difundir los postulados de la Sociedad y propender al cumplimiento de sus fines,

  8. Velar por el respeto, progreso y prestigio de sus asociados,

  9. Relacionarse o asociarse en forma transitoria o incluso permanente, con otras asociaciones o instituciones, que realicen actividades similares o concurrentes a sus fines.

ARTÍCULO CUARTO: DOMICILIO Y DURACIÓN DE LA SOCIEDAD

La Asociación tendrá su domicilio en la ciudad de Santiago, Región Metropolitana, no obstante podrá establecer y mantener sedes en cualquiera otra Región o lugar del país. La duración de la Asociación será indefinida y el número de sus socios o miembros, ilimitado conforme lo disponen estos Estatutos.

TÍTULO II

De los Socios

ARTÍCULO QUINTO: DE LOS NUEVOS SOCIOS

Podrán ser socios o miembros de la Asociación, todas las personas que tengan por especialidad y/u ocupación principal, la creación escultórica en cualquiera de sus campos y formas.

ARTÍCULO SEXTO: DE LAS SOLICITUDES DE INGRESO

Las solicitudes de ingreso a la Sociedad se materializarán en una presentación escrita dirigida al Directorio. A estas solicitudes se adjuntará un currículum artístico, registros de obra, artículos de prensa, y cualquier otro documento que el artista estime conveniente para el establecimiento indubitable de sus credenciales, mérito y trayectoria.

Toda la información y antecedentes relativos a estas solicitudes serán de carácter estrictamente confidencial, y la imprecisión o falseamiento de cualquiera de los antecedentes aportados será de exclusiva responsabilidad del que los presenta.

Sólo al Directorio le corresponderá conocer y resolver sobre una solicitud de ingreso a la Sociedad, evaluando la condición de escultor, la calidad, oficio y/o conocimiento escultórico a que se refiere el artículo precedente.

El Directorio deberá pronunciarse sobre una solicitud de ingreso en la sesión de Directorio siguiente a la fecha de su presentación, y en cualquier caso, en un plazo no superior a treinta días desde aquella fecha. Asimismo, las solicitudes presentadas en los treinta días anteriores a la fecha de celebración de una Asamblea General en que deban realizarse elecciones de Directorio, deberán ser resueltas por el Directorio antes de dicha Asamblea.

En el caso de socios personas jurídicas, éstas deberán actuar por intermedio de sus representantes legales o apoderados. Dichos socios depositarán en la Asociación fotocopia de sus escrituras sociales, sus modificaciones y poderes.

La resolución del Directorio respecto de las solicitudes de ingreso es de carácter inapelable y los solicitantes podrán presentar nuevas postulaciones en cualquier época, las veces que estimen conveniente.

ARTÍCULO SÉPTIMO: DE LOS TIPOS DE SOCIOS

Habrá cinco tipos de miembros o socios:

  1. Socio activo: Es aquel que detenta la plenitud de los derechos y obligaciones en la Asociación. Para ser socio activo se requiere ser escultor con más de diez años de actividad continua o haber hecho contribuciones notables para el desarrollo de la escultura chilena, lo cual se ha hecho constar oportunamente al Directorio.

  2. Socio asociado: Es aquella persona natural que no reuniendo los requisitos para ser socio activo, aún realiza actividades relacionadas con el arte de la escultura. Este socio sólo está obligado a las prestaciones que voluntariamente se hubiera comprometido y puede participar en las Asambleas Generales con derecho a voz y está facultado para presentar proyectos. También podrá asistir a los seminarios y eventos que realice la Asociación y se le podrá autorizar el uso de sus instalaciones para la ejecución de su actividad artística, todo lo cual será evaluado oportunamente por el Directorio.

  3. Socio institucional: Es toda persona jurídica que, constituida como corporación o sociedad sin fines de lucro, ingresa a la Asociación para desarrollar en forma permanente actividades comunes y congruentes con los objetivos gremiales contenidos en estos Estatutos. Este socio tiene los mismos derechos y obligaciones que los miembros asociados.

  4. Socio colaborador: Es toda persona natural o jurídica que contribuye voluntariamente con la Asociación, mediante aportes en bienes, servicios o dinero, accediendo a los mismos derechos y obligaciones que detenta el socio asociado.

  5. Socio honorario: Es toda persona natural o jurídica que ha recibido esa distinción por parte de la Asamblea General de la Asociación, en atención a los destacados servicios prestados en beneficio de la Asociación o de los principios que ella sustente o promueva. Este socio carece de derechos y obligaciones en la Asociación.

ARTÍCULO OCTAVO: DE LOS SOCIOS ACTIVOS

La calidad de socio activo sólo se adquiere por la concurrencia de las siguientes condiciones:

  • La aceptación por parte del Directorio de la solicitud de ingreso conforme a lo dispuesto al Artículo sexto anterior, y

  • La aceptación y adhesión por parte del nuevo socio, de las normas estatutarias y reglamentarias de la Sociedad, así como de los fines que la inspiran.

Se entiende que un nuevo socio conoce y acepta las normas internas y fines de la Sociedad, por su firma en las Actas de la sesión mensual de Directorio en que se acogió su solicitud. Para el caso de socios que vivan fuera de la Región metropolitana o que al momento de su incorporación se encuentren imposibilitados de concurrir a la sesión en que se comunica formalmente la admisión, se le podrá remitir una copia de los Estatutos, obligándose a responder por carta certificada su aceptación y adhesión expresa de la reglamentación de la Sociedad.

ARTÍCULO NOVENO: DERECHOS Y ATRIBUCIONES DEL SOCIO ACTIVO

Los socios activos tienen los siguientes derechos y atribuciones:

a) Participar con derecho a voz y voto en las Asambleas Generales,

b) Elegir o ser elegidos para servir los cargos directivos de la Asociación,

c) Presentar cualquier proyecto o proposición al estudio del Directorio, el que decidirá su rechazo o inclusión en la Tabla de una Asamblea General,

d) Acceder a los beneficios y garantías que de acuerdo con los Estatutos y Reglamentos, la Asociación otorgue a sus socios.

ARTÍCULO DÉCIMO: DE LAS OBLIGACIONES DEL SOCIO ACTIVO

Los socios activos tienen las siguientes obligaciones:

a) Asistir a las reuniones a que fueren legalmente convocados,

b) Servir con eficiencia y dedicación los cargos para los cuales sean designados y las tareas que particularmente se le encomendaren,

c) Estar al día en las cuotas sociales, y no mantener deuda alguna u otras obligaciones pecuniarias debidas a la Asociación,

d) Actuar en conformidad a las disposiciones de los Estatutos y Reglamentos de la Asociación, acatando los acuerdos del Directorio y de las Asambleas celebradas con acuerdo a estas mismas normas.

ARTÍCULO DÉCIMO PRIMERO: DE LA PÉRDIDA DE LA CALIDAD DE SOCIO ACTIVO

La calidad de socio activo se pierde por:

  1. Incumplimiento de los deberes establecidos por los Estatutos y así se ha declarado por el Directorio.

  2. Falta de pago íntegro y oportuno de tres o más cuotas ordinarias sucesivas.

  3. Renuncia escrita de parte del mismo socio, dirigida y presentada al Directorio. Las renuncias para que sean válidas deben ser escritas, y la firma debe ser ratificada ante el Secretario del Directorio. Cumplidos estos requisitos formales la renuncia tendrá plena vigencia, no siendo necesaria su aprobación por el Directorio.

  4. Expulsión decretada en conformidad al Artículo Décimo sexto letra c).

  5. Conducta pública indecorosa; comprobada y así calificada por el Directorio.

  6. Falta a la ética profesional, así certificada y decretada por el Directorio.

  7. Fallecimiento.

ARTÍCULO DECIMOSEGUNDO: DE LAS SANCIONES EN GENERAL

El Consejo Consultivo de que trata el Título VI de estos Estatutos, podrá sancionar a los socios por las faltas y transgresiones a los principios que inspiran y promueven la Sociedad contenidos en estos Estatutos.

Las medidas disciplinarias a que se refiere éste artículo serán:

  1. Amonestación verbal y/o escrita.

  2. Condicionalidad.

  3. Suspensión.

  4. Expulsión.

ARTÍCULO DECIMOTERCERO: DE LAS AMONESTACIONES

Las medidas de amonestación, son comunicaciones escritas por vía de correo electrónico o carta certificada que dirige el Presidente del Directorio al socio que corresponda, y se aplicarán en caso de:

  1. Faltas de obra o palabra que los socios activos cometan contra a la Asociación o sus Directivos, y/o

  2. Incumplimiento de cualquiera de las obligaciones establecidas en el Artículo Décimo precedente, que no logren configurar causales de suspensión, al tenor de lo prescrito en Artículo decimosexto.

ARTÍCULO DÉCIMO CUARTO: DE LA CONDICIONALIDAD DE LOS BENEFICIOS

Se aplicará la sanción de condicionalidad de los beneficios al socio que no dé cumplimiento de cualquiera de las obligaciones pecuniarias debidas a la Asociación, habiéndose certificado e informado al Directorio esta circunstancia por el Tesorero de la Sociedad, y particularmente frente al no pago de cuotas sociales, conforme lo previsto en la letra c) del Artículo Décimo.

Por todo el tiempo que dure la condicionalidad, el socio afectado perderá su calidad de socio activo y no podrá hacer uso de los beneficios y facultades que le confieren estos Estatutos, salvo que el Consejo Consultivo, previa consulta y con informe favorable del Tesorero de la Sociedad, determine algo distinto.

ARTÍCULO DÉCIMO QUINTO: DE LA SUSPENSIÓN

Se sancionará con la suspensión de todos los derechos sociales, por un período de hasta un año en caso de:

  1. Inasistencias reiteradas e injustificadas, de al menos tres veces en el período de un año calendario, conforme lo prescribe el Artículo Décimo letra a).

  2. Incumplimiento de las obligaciones sociales, conforme lo prescribe el Artículo Décimo letra b).

  3. Retraso superior a seis meses en el cumplimiento de sus obligaciones pecuniarias, conforme lo prescribe el Artículo Décimo letra c). Esta suspensión cesará de inmediato al cumplirse la obligación morosa.

Durante la suspensión, el socio afectado no podrá hacer uso de ninguno de sus derechos, salvo que el Consejo Consultivo haya determinado la suspensión de derechos y beneficios de forma taxativa y especialmente determinados.

ARTÍCULO DÉCIMO SEXTO: DE LA EXPULSIÓN

Se podrá decretar la expulsión de un socio, basada en las siguientes causales:

  1. Por haber sido sancionado con tres suspensiones en sus derechos de conformidad a lo establecido en el Artículo Décimo quinto, dentro de un plazo de tres años contados desde la primera suspensión.

  2. Por incumplimiento de obligaciones pecuniarias para la Asociación durante dos años consecutivos, sean cuotas ordinarias o extraordinarias.

  3. Por causar grave daño de obra, palabra o por escrito a los intereses de la Asociación, daño que debe haber sido comprobado y hecho constar por medios irrefutables por parte del Directorio.

La sanción de expulsión será aplicada por el Consejo Consultivo, la cual se adoptará por mayoría de sus miembros en ejercicio.

El Consejo podrá conocer y decretar la sanción ya sea de oficio, o a requerimiento del Directorio o de un socio activo; debiéndose en cualquiera estos casos aportarse los antecedentes fundantes pertinentes.

Una vez requerido el Consejo y con a lo menos quince días de anticipación, deberá citar por correo certificado al socio afectado, a fin de que concurra a una reunión con el objeto de formular los cargos y escuchar los descargos. Dentro de los quince días siguientes a dicha sesión, el Consejo deberá dictar la sentencia y notificar al afectado por carta certificada.

Mientras no quede a firme la decisión del Consejo, el afectado continuará gozando de todos sus derechos, y sujeto a todas las obligaciones que le correspondan según estos Estatutos.

TÍTULO III

De los Organismos y de la elección de las autoridades de la Asociación

ARTÍCULO DÉCIMO SÉPTIMO: DE LOS ORGANISMOS DE LA SOCIEDAD

Los Organismos de la Asociación son los siguientes:

  1. La Asamblea General,

  2. El Directorio, y

  3. El Consejo Consultivo.

ARTÍCULO DÉCIMO OCTAVO: DE LAS ELECCIONES EN GENERAL

Todo acto eleccionario dispuesto por los Estatutos será dirigido y ordenado por el Presidente del Directorio, asistido por los Directores, encargándose especialmente al Secretario, o al Director que lo reemplace designado por el propio Directorio para ese solo efecto, administrar y tomar nota de todos los hechos, actos e incidentes de la Asamblea.

En todo acto eleccionario el voto es secreto y se materializará por escrito en una papeleta provista y preparada por el Secretario de la Asamblea.

Sólo pueden votar y ser elegibles para cualquiera de los cargos de la Asociación, los socios activos que se encuentren con las cuotas sociales al día.

Los socios pueden concurrir a votar en el acto eleccionario por sí o representados por otra persona que haya exhibido poder simple autorizado por el Secretario de la Asamblea.

ARTÍCULO DÉCIMO NOVENO: ELECCIÓN DEL DIRECTORIO Y EL CONSEJO CONSULTIVO

Las integrantes del Directorio y del Consejo Consultivo serán elegidos en votaciones separadas y sucesivas en el mismo acto de la Asamblea General Ordinaria que renueve dichos órganos. Sólo una vez elegido el Directorio y su Presidente se procederá a sufragar para elegir Consejero.

Los cargos de Director y Consejero son incompatibles, pero el socio postulante que no resulte elegido Director podrá postularse a Consejero.

Son elegibles, tanto para Director, como para Consejero, cualquier socio activo que se encuentre al día en sus cuotas, y que al momento de la elección no haya sido suspendido en los últimos tres años anteriores la elección, ni expulsado en los últimos cinco años.

TÍTULO IV

De las Asambleas Generales

ARTÍCULO VIGÉSIMO: DE LA ASAMBLEA GENERAL

La Asamblea General es el órgano colectivo principal de la Asociación e integra al conjunto de sus socios activos. Sus acuerdos obligan a los socios presentes y ausentes, siempre que hubieran sido tomados en la forma establecida por estos Estatutos y no fueren contrarios a la Ley.

Las Asambleas Generales pueden ser Ordinarias y Extraordinarias.

ARTÍCULO VIGÉSIMO PRIMERO: DE LAS ASAMBLEAS GENERALES ORDINARIAS

La Asamblea General Ordinaria se celebrará en el mes de Noviembre de cada año, y en ella el Directorio presentará el Balance, Inventario y Memoria del Ejercicio anterior y se procederá a las elecciones determinadas por estos Estatutos.

El Directorio con acuerdo de la Asamblea podrá establecer que el acto eleccionario para la renovación del mismo, se celebre en otro día hora y lugar que no podrá exceder en noventa días a la fecha original cuando razones de conveniencia institucional así lo indiquen.

En la Asamblea General Ordinaria podrá tratarse cualquier asunto relacionado con los intereses sociales, a excepción de los que corresponden exclusivamente a las Asambleas Extraordinarias.

Si por cualquier causa no se celebrare una Asamblea General Ordinaria en el tiempo estipulado, el Directorio deberá convocar a una nueva Asamblea dentro del plazo de noventa días y la Asamblea que se celebre tendrá, en todo caso, el carácter de Asamblea Ordinaria.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEGUNDO: DE LAS ASAMBLEAS GENERALES EXTRAORDINARIAS

Las Asambleas Generales Extraordinarias se celebrarán cada vez que el Presidente con acuerdo del Directorio así lo disponga, o cuando a lo menos el diez % de los socios activos, con sus cuotas al día, lo soliciten por escrito al Directorio, indicando expresa y precisamente el objeto de la reunión.

Si el Directorio no convoca a Asamblea General Extraordinaria dentro del plazo de treinta días desde que le fuera presentada dicha solicitud, los socios activos firmantes podrán reunirse y constituirse en un Comité de Socios el que podrá citar a dicha Asamblea cumpliendo con los requisitos prescritos por estos Estatutos para ello.

En las Asambleas Generales Extraordinarias únicamente podrán tratarse las materias indicadas en la convocatoria, cualquier acuerdo que se adopte sobre otras materias será nulo y de ningún valor.

ARTÍCULO VIGÉSIMO TERCERO: FUNCIONES DE LA ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA

Corresponde exclusivamente a la Asamblea General Extraordinaria tratar de las siguientes materias:

  1. De las reclamaciones en contra de los Directores y miembros de Consejo Consultivo, para el caso de hacer efectiva la responsabilidad que les corresponda, por transgresión grave a la ley, los Estatutos o al Reglamento, mediante la suspensión o la destitución, si los cargos fueran comprobados; sin perjuicio de las acciones civiles y criminales que la Asociación tenga derecho a entablar,

  2. Comprar, vender, hipotecar, dar en prenda, ceder y transferir bienes raíces constituir servidumbres y prohibiciones de gravar y enajenar y dar y tomar en arrendamiento inmuebles por un plazo superior a tres años,

  3. La asociación o federación de la Asociación con otras instituciones.

  4. De la reforma de los Estatutos de la Asociación, y

  5. De la disolución de la Asociación.

Los acuerdos a que se refieren las letras b), c), d) y e) deberán reducirse a escritura pública.

ARTÍCULO VIGÉSIMO CUARTO: DE LAS CITACIONES A LAS ASAMBLEAS GENERALES

Las citaciones a las Asambleas Generales se harán por correo electrónico enviado con a lo menos diez días de anticipación a los domicilios que los socios tengan registrados en la Asociación.

Asimismo, deberá publicarse con al menos cinco días de anticipación y no más de treinta días al día fijado para la Asamblea, un aviso por una vez en un diario de la ciudad de Santiago, aviso en el cual se indicará el día, lugar, hora y objeto de la reunión.

ARTÍCULO VIGÉSIMO QUINTO: DEL FUNCIONAMIENTO Y LAS ACTAS DE LAS ASAMBLEAS GENERALES

Habiéndose cumplido las formalidades anotadas en el artículo anterior, las Asambleas Generales, tanto Ordinarias como Extraordinarias se tendrán por legalmente instaladas y constituidas con los socios que asistan.

Los acuerdos en las Asambleas Generales se adoptaran por la mayoría absoluta de los socios activos asistentes, salvo en los casos en que la Ley o los Estatutos hayan fijado una mayoría diferente.

De las deliberaciones y acuerdos adoptados en las Asambleas Generales se dejará constancia en un libro especial de Actas que será llevado por el Secretario. Estas Actas serán un extracto de lo ocurrido en la reunión y deberán ser firmadas por el Presidente y por el Secretario, o quienes hagan sus veces, y además por un socio asistente designado en la misma Asamblea para este efecto.

En dichas Actas los socios asistentes a la Asamblea podrán estampar las reclamaciones convenientes a sus derechos, por vicios de procedimiento relativos a la citación, constitución y funcionamiento de la misma. Redactar de otro modo para que quede claro que los socios pueden hacer valer sus opiniones y de ello tomará nota el Secretario y lo dejará estampado en Actas.

Las Asambleas Generales serán presididas por el Presidente de la Asociación y actuará como Secretario el que lo sea del Directorio, o la persona que haga sus veces en su ausencia. Si faltare el Presidente, presidirá la Asamblea el Vicepresidente y en caso de faltar ambos, el Secretario u otra persona que el Directorio que asista designe para este efecto.

TÍTULO V

Del Directorio

ARTÍCULO VIGÉSIMO SEXTO: DEL DIRECTORIO

El Directorio estará integrado por un mínimo de tres y un máximo de siete Directores y será la máxima autoridad administrativa de la Asociación Gremial, correspondiéndole por un período de tres años, la administración y dirección de la Sociedad.

ARTÍCULO VIGÉSIMO SÉPTIMO: DE LA ELECCIÓN DEL DIRECTORIO

La elección de Directores se realizará entre aquellos socios que manifiesten expresa, voluntaria y en persona, su deseo de postularse a Director de la Sociedad, para lo cual el Secretario de la Asamblea ordenará y exhibirá la lista que contendrá los nombres de los socios que postulan a Director.

En la elección de Directorio, los socios votarán por tres nombres de entre los postulantes propuestos.

Si se presentaren más de siete postulantes al Directorio, serán Directores los socios que alcancen la mayor votación, y si se produjera algún empate entre los postulantes, se realizarán tantas votaciones como fuere necesario para dirimir las mayorías.

Si se presentaren menos de siete postulantes al cargo de Director, la elección se llevará a cabo con los nombres que se presenten.

Si no se presentan el número mínimo de tres postulantes a Director, se prorrogará automáticamente el Directorio saliente, obligándose éste a llamar a Asamblea Extraordinaria dentro del plazo de noventa días a partir del fallido acto eleccionario.

ARTÍCULO VIGÉSIMO OCTAVO: CONTINUIDAD EN LA ADMINISTRACIÓN DE LA SOCIEDAD

Si por cualquier razón o circunstancia no se pudieren cumplir las previsiones de este Título, o frente a situaciones de hecho no se pudiera llevar a cabo el acto eleccionario, será el Directorio en ejercicio quien proponga las soluciones de continuidad de la administración de la Sociedad, estableciendo un procedimiento para llevar a cabo las elecciones de un nuevo Directorio, procurando la renovación de los organismos de la Sociedad y la participación de los socios.

En estas mismas circunstancias, y por todo lo que duren los inconvenientes y circunstancias que impidan la elección de nuevas autoridades elegibles de la Sociedad, las personas que detenten los cargos de Director o Consejero permanecerán en sus cargos hasta la definitiva elección de acuerdo a estos Estatutos.

ARTÍCULO VIGÉSIMO NOVENO: DE LAS VACANCIAS DEL DIRECTORIO

En caso de renuncia, destitución, ausencia indefinida, fallecimiento o imposibilidad permanente de un miembro del Directorio para el desempeño de su cargo, el cargo quedará vacante, y si el Directorio estuviera compuesto por cinco Directores o menos, se nombrará un Director entre cualquiera de los socios activos, el que durará en sus funciones sólo el período que le restaba completar al Director reemplazado.

El reemplazante podrá postular a la elección en el siguiente período eleccionario en igualdad de condiciones a la de los restantes socios activos.

Se entenderá que se ha configurado la ausencia definitiva, o imposibilidad permanente cuando un Director deja de concurrir sin justificación a reuniones por tres meses en forma consecutiva o cuatro veces en el período de un año.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO: DE LAS SESIONES DEL DIRECTORIO

El Directorio deberá sesionar con la mayoría absoluta de los Directores asistentes y sus acuerdos se tomarán por la mayoría absoluta de los Directores asistentes, salvo en los casos que estos mismos estatutos señalen una mayoría distinta. En caso de igualdad de votos respecto de una decisión, dirimirá el voto del Presidente o del Director que reemplaza y preside la reunión en caso de ausencia de aquel. El Directorio sesionará al menos una vez al mes, en la fecha que acuerden sus integrantes.

De las deliberaciones y acuerdos del Directorio se dejará siempre constancia en un libro especial de actas, que serán firmadas por todos los Directores que hubieren concurrido a la sesión.

El Director que quisiere salvar su responsabilidad por algún acto o acuerdo, podrá exigir que se deje constancia de su opinión en el Acta.

El Directorio podrá sesionar extraordinariamente, y para tal efecto el Presidente deberá citar a sus miembros. En estas sesiones sólo podrán tratarse las materias objeto de la citación, y en cuanto a los acuerdos y formalidades de lo establecido para las sesiones ordinarias en este mismo artículo.

El Presidente del Directorio estará obligado a practicar por escrito esta citación si así lo requiere cualquiera de los otros Directores.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO PRIMERO: DE LOS DEBERES Y ATRIBUCIONES DEL DIRECTORIO

Son deberes y atribuciones del Directorio:

  1. Dirigir la Asociación y velar por el cumplimiento de sus Estatutos, Reglamentos y finalidades perseguidas por ella;

  2. Administrar los bienes sociales e invertir o hacer buen uso de sus recursos;

  3. Citar a Asamblea General de socios tanto Ordinaria como Extraordinaria, en la forma y épocas que señalen estos Estatutos;

  4. Crear toda dase de ramas, comités, equipos de trabajo, sucursales, filiales, anexos, oficinas y departamentos que se estime necesario para el mejor funcionamiento de la Asociación;

  5. Redactar los Reglamentos necesarios para la Asociación, las ramas, organismos y establecimientos que se creen, dependan o detente la Sociedad, para el cumplimiento de sus fines, y someter dichos Reglamentos a la aprobación de la Asamblea General, como asimismo todos aquellos asuntos y negocios que estime necesario;

  6. Cumplir los acuerdos de las Asambleas Generales;

  7. Rendir cuenta en la Asamblea General Ordinaria del año, tanto de la marcha de la Institución como de la administración de sus fondos mediante una memoria, balance e inventario que en esa ocasión se someterán a /a aprobación de sus socios. Dicho balance debe ser firmado por un Contador;

  8. Calificar, a petición de uno o más socios, la inhabilidad, ineptitud o imposibilidad ética de cualquier socio, para continuar desempeñándose en algún cargo de elección por la Asamblea General, o que detenta una comisión, encargo o designación de funciones dentro de la sociedad;

  9. Contratar al personal rentado de la Asociación;

  10. Patrocinar o auspiciar actividades públicas o privadas de los socios y/o autoridades, así como autorizar a los socios que lo soliciten el uso y/o mención del nombre, marca, título logotipos y otros bienes materiales o inmateriales de la Sociedad.

  11. Será responsabilidad del Directorio la función de relacionar la Sociedad de Escultores de Chile con los organismos e instituciones afines de otros países, para coordinar simposios, exposiciones y otros eventos que interesen a los fines y objetivos de la Sociedad;

Toda autorización especial o particular de parte de alguna de las autoridades de la Asociación deberá constar por escrito firmada por el Presidente del Directorio, el Tesorero o el Director que lo remplace.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO SEGUNDO: FACULTADES ESPECIALES DE ADMINISTRACIÓN DEL DIRECTORIO

Como administrador de los bienes sociales el Directorio estará facultado para: Comprar, vender, permutar, dar y tomar en arrendamiento y administración, ceder y transferir toda clase de bienes muebles y valores mobiliarios; dar y tomar en arrendamiento bienes inmuebles por un período no superior a tres años; constituir, aceptar, posponer y cancelar hipotecas, prendas, garantías y prohibiciones, otorgar cancelaciones y recibos; celebrar contratos de mutuo y cuentas corrientes, abrir y cerrar cuentas corrientes, de depósitos, de ahorro y de crédito, y girar en ellas; retirar talonarios y aprobar saldos; endosar y cancelar cheques y reconocer saldos, percibir, contratar, alzar y posponer prenda; concurrir a la formación de Corporaciones y Fundaciones y Asociaciones Gremiales, constituir, modificar, prorrogar, disolver y liquidar sociedades y comunidades, asistir a juntas con derecho a voz y voto, conferir mandatos especiales; revocar y delegar poderes y transigir, aceptar toda dase de herencias, legados y donaciones; contratar seguros, pagar las primas, aprobar liquidaciones de los siniestros y percibir el valor de las pólizas, firmar, endosar y cancelar pólizas, delegar sus atribuciones en uno o más socios o funcionarios de la Institución, sólo en lo que diga relación con la gestión económica de la Asociación o su organización administrativa interna; estipular en cada contrato que se celebre los precios, plazos y condiciones que juzgue convenientes; anular, rescindir, resolver, revocar y terminar dichos contratos; poner término a los contratos vigentes por resolución, desahucio o cualquier otra forma; contratar créditos con fines sociales y ejecutar todos aquellos actos que tienden a la buena administración de la Institución. No podrá conceder fianza comercial a ninguna persona natural o jurídica.

Sólo por un acuerdo de una Asamblea General Extraordinaria de socios se podrá comprar, vender, hipotecar, permutar, ceder y transferir bienes raíces; constituir servidumbres y prohibiciones de gravar y enajenar y dar o tomar en arrendamiento inmuebles por un plazo superior a tres años.

Acordado por el Directorio o la Asamblea General en su caso, cualquier acto relacionado con las facultades indicadas en el artículo precedente lo llevará a cabo el Presidente conjuntamente con el Tesorero, u otro Director que acuerde el propio Directorio para el efecto. Ambos deberán ceñirse fielmente a los términos del acuerdo de la Asamblea o del Directorio en su caso, y serán solidariamente responsables ante la Institución en caso de contravención.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO TERCERO: DEL PRESIDENTE DEL DIRECTORIO

El Presidente del Directorio lo será también de la Asociación, la representará judicial y extrajudicialmente y tendrá las demás atribuciones que los Estatutos señalen.

Corresponde especialmente al Presidente de la Asociación:

  1. Representar judicialmente y extrajudicialmente a la Asociación y asumir la representación legal de ella;

  2. Presidir las reuniones del Directorio y las Asambleas Generales de Socios y mantener el orden de los debates imponiendo sanciones disciplinarias conforme al reglamento de sesiones;

  3. Formar la tabla de sesiones del Directorio conjuntamente con el Secretario;

  4. Autorizar con su visto bueno todo uso de recursos que se encuadre en el presupuesto anual de la Asociación;

  5. Ejecutar los acuerdos del Directorio sin perjuicio de las funciones que los Estatutos encomienden al Vicepresidente, Secretario y Tesorero y a otros miembros que el Directorio designe;

  6. Organizar los trabajos del Directorio y proponer el plan general de actividades de la Sociedad;

  7. Nombrar con acuerdo del Directorio las Comisiones de trabajo que estime conveniente;

  8. Firmar la documentación propia de su cargo y aquella que deba representar a la Asociación;

  9. Velar por el correcto desempeño de la Secretaría y Tesorería de la Asociación;

  10. Dar cuenta anualmente en la Asamblea General Ordinaria de socios en nombre del Directorio, de la marcha de la Sociedad y del estado financiero de la misma; y

  11. Las demás atribuciones que determinen estos Estatutos y los Reglamentos.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO CUARTO: ELECCIÓN DE PRESIDENTE DEL DIRECTORIO

Para la elección de Presidente del Directorio y la Sociedad, el Secretario de la Asamblea presentará una nueva lista con los nombres de los directores electos que manifiesten expresamente su deseo de ser Presidente del Directorio.

La Asamblea procederá a votar a mano alzada por el nombre del Director propuesto y ocupará el cargo de Presidente del Directorio, el Director electo que alcance la mayor cantidad de votos, y si resultare una igualdad de votos en dos o más socios postulantes, el resto de los Directores electos consensuarán el nombre de la persona que ocupará el cargo de Presidente.

En la Asamblea General en que se elija el Directorio, éste deberá elegir de entre sus miembros, un Vicepresidente, un Secretario y un Tesorero. Si sólo se alcanzare el número de tres directores, sólo se designarán los cargos de Secretario y Tesorero. En adelante y cuando lo estime conveniente, el Directorio podrá efectuar nuevas designaciones de cargos.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO QUINTO: DEL VICEPRESIDENTE DEL DIRECTORIO

El Vicepresidente debe colaborar permanentemente con el Presidente en todas las materias que a éste, de acuerdo a estos Estatutos le son propias.

En caso de ausencia o imposibilidad transitoria, el Presidente será subrogado por el Vicepresidente, el que tendrá en tal caso todas las obligaciones y atribuciones que corresponden al Presidente.

Si la ausencia o imposibilidad fuere definitiva, el Directorio podrá elegir entre sus miembros un nuevo Presidente, quien continuará en el cargo hasta que Directorio y Presidente sean renovados de acuerdo a estos Estatutos.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO SEXTO: DE LAS FUNCIONES Y DEBERES DEL SECRETARIO

Son funciones y deberes del Secretario:

  1. Llevar los libros de actas y Registros de socios;

  2. Enviar los correos electrónicos las citaciones a Asambleas Ordinarias y Extraordinarias y publicar los avisos de citación de las mismas;

  3. Formar la tabla de sesiones del Directorio y de las Asambleas Generales, de acuerdo con el Presidente;

  4. Vigilar que tanto los Directores como los empleados rentados cumplan con funciones y comisiones o encargos conforme a los Estatutos y Reglamentos, o las tareas que le sean encomendadas para el mejor funcionamiento de la Asociación;

  5. Firmar las actas en calidad de Ministro de fe de la Institución y otorgar copia de ellas debidamente autorizadas con su firma, cuando se lo solicite algún socio de la Asociación;

  6. Calificar los poderes antes de las elecciones;

  7. Mantener los servicios de Secretaría y de archivo, pudiendo delegarlos en otro miembro del Directorio; y

  8. En general, cumplir con todas las tareas pertinentes que se le encomiende al Directorio. En caso de ausencia, fallecimiento, renuncia o imposibilidad del Secretario será reemplazado por la persona que designe el Directorio.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO SÉPTIMO: DE LAS FUNCIONES Y DEBERES DEL TESORERO

Las funciones y deberes del Tesorero serán las siguientes:

  1. Cobrar las cuotas ordinarias, extraordinarias y de incorporación otorgando recibos por las cantidades correspondientes. Cobrar todos los créditos y pagar las deudas de la Asociación;

  2. Depositar los fondos de la Corporación en las cuentas corrientes o de ahorro que ésta abra o mantenga, y firmar conjuntamente con el Presidente o el Director que designe el Directorio los cheques o retiros de dinero que se giren contra dichas cuentas;

  3. Llevar y mantener al día la documentación contable de la Sociedad, especialmente el archivo de facturas, recibos y demás comprobantes de ingresos y egresos; y dar cuenta de ellos semestralmente al Consejo Consultivo;

  4. Informar mensualmente al Directorio sobre el estado financiero;

  5. Preparar el Balance que el Directorio deberá proponer anualmente a la Asamblea General;

  6. Mantener al día el inventario de todos los bienes de la Institución;

  7. Mantener estados de pago de las cuotas de los socios e informar bimensualmente de ello al Directorio; y

  8. En general, cumplir con todas las tareas que se le encomienden, interviniendo personalmente en toda operación que diga relación con los fondos o los bienes sociales.

  9. El Tesorero, en caso de fallecimiento, ausencia, renuncia o imposibilidad, será subrogado por la persona que designe el Directorio de entre sus miembros activos, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo Vigésimo noveno.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO OCTAVO: DE LA ADMINISTRACIÓN DELEGADA

Sin perjuicio de las facultades que estos Estatutos le confieren al Tesorero, el Directorio podrá contratar un Gerente, Administrador o Secretario Ejecutivo, el que estará encargado de poner en práctica los acuerdos del Directorio y tendrá las atribuciones que el mismo Directorio le delegue por Escritura Pública.

ARTÍCULO TRIGÉSIMO NOVENO: DE LOS DELEGADOS REGIONALES

La Asociación tendrá representantes o delegados regionales, quienes deberán ser socios activos, con domicilio permanente en la ciudad o Región designada. El Directorio propondrá las localidades y la persona del socio delegado, quien deberá contar con la aprobación y confianza del Presidente del Directorio.

Estos Delegados Regionales podrán representar y actuar a nombre de la Sociedad con las facultades y atribuciones que expresa y taxativamente se contengan en la Escritura firmada ante Notario Público, en la cual constará su designación, mandato y poder de representación.

TÍTULO VI

Del Consejo Consultivo

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO: DEL CONSEJO CONSULTIVO Y SUS FUNCIONES

El Consejo Consultivo es una autoridad contralora que podrá estar integrada hasta por tres personas. Si fuere elegida una sola persona, ésta será referida como Consejero.

Las funciones del Consejo dicen relación con la vigilancia y fiscalización de los actos del Directorio y sus autoridades, así como la vigencia y eficiencia de los Estatutos y Reglamentos que lo complementan, y en general la legalidad de las decisiones y actividades de la Sociedad.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO PRIMERO: DE LA ELECCIÓN Y LA VACANCIA DEL CONSEJO CONSULTIVO

Sólo podrá ser elegido Consejero el socio activo que asista y manifiesten expresa, voluntaria y personalmente, su deseo de postularse a Consejero, acto que se llevará a cabo en la misma Asamblea General en que se renueva el Directorio, y al igual que este último permanecerá tres años en su cargo.

Los socios votarán directamente por un nombre de entre los postulantes propuestos y presentados en lista ordenada por el Secretario de la Asamblea.

En caso de ausencia, fallecimiento, renuncia, grave abandono de sus obligaciones o imposibilidad del Consejero para el ejercicio o desempeño de su cargo, el Directorio nombrará un reemplazante de entre los socios activos de la Sociedad, quien durará en sus funciones sólo el tiempo que faltare para completar el período faltante del Consejero el cual se reemplaza.

Tratándose de un Consejero, se entenderá que se ha configurado la ausencia definitiva, grave abandono o imposibilidad permanente, cuando el Directorio, en sesión y por unanimidad de sus miembros así lo determine.

Si no se presentaren postulantes, o si por cualquier o razón o circunstancia no fuere posible elegir Consejero, el Directorio electo deberá en el plazo de treinta días siguientes a la fecha de celebración de la respectiva Asamblea General contratar a honorarios un Consejero Consultivo externo, quien podrá ser removido en cualquier época, y que no podrá permanecer en su cargo más allá de la duración del Directorio que lo designa.

En cuanto al procedimiento de elección, régimen de vacancias y reemplazo de un Consejero, y en todo lo no previsto en este Título, serán aplicables las normas aplicables al Directorio, contenidas en el Título V de estos Estatutos.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEGUNDO: FISCALIZACIÓN ECONÓMICA

  1. El Consejo Consultivo tendrá las siguientes obligaciones y atribuciones serán las siguientes:

  2. Revisar semestralmente los libros de contabilidad y los comprobantes de ingresos y egresos que el Tesorero debe exhibirle como asimismo inspeccionar las cuentas bancadas y de ahorro;

  3. Informar en Asamblea General Ordinaria o Extraordinaria sobre la marcha de la Tesorería y el estado de las finanzas y dar cuenta de cualquier irregularidad que notare;

  4. Elevar a la Asamblea Ordinaria Anual, un informe escrito sobre las finanzas de la Institución, sobre la forma que se ha llevado la Tesorería durante el año y sobre el balance del ejercicio anual que confeccione el Tesorero, recomendando a la Asamblea la aprobación o rechazo total o parcial del mismo; y

  5. Comprobar la exactitud del inventario.

En el cumplimiento de sus funciones el Consejo Consultivo estará facultado para aplicar las sanciones que se establecen en los artículos Décimo segundo y siguientes de estos Estatutos.

TITULO VII

Del Patrimonio de la Asociación

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO TERCERO: DEL PATRIMONIO DE LA SOCIEDAD

El patrimonio de la Asociación estará compuesto de: las rentas que produzcan los bienes que posea; las cuotas ordinarias, extraordinarias y de incorporación que aporten sus socios; el producto de sus bienes o servicios y la venta de sus activos; las donaciones, herencias, legados, erogaciones y subvenciones que obtenga de personas naturales o jurídicas, incluso del Estado o de las Municipalidades y de los demás bienes que la Asociación adquiera a cualquier título.

La Asociación podrá adquirir conservar y enajenar bienes de toda clase, a cualquier título.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO CUARTO: LAS CUOTAS SOCIALES

La cuota ordinaria anual así como la cuota de incorporación serán determinadas por la Asamblea General Ordinaria del año correspondiente.

Las cuotas extraordinarias serán aprobadas por la Asamblea General Extraordinaria de socios mediante votación secreta por la mayoría absoluta de los socios activos.

Las cuotas extraordinarias se destinarán a financiar proyectos o actividades previamente determinadas; su monto será fijado por los dos tercios de la Asamblea. No podrá fijarse más de una cuota extraordinaria al mes.

TITULO VIII

Disposiciones generales

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO QUINTO: DE LA MODIFICACIÓN DE LOS ESTATUTOS

La Asociación podrá modificar sus Estatutos, por acuerdo de una Asamblea General adoptado por el voto de la mayoría absoluta de los socios activos presentes.

La Asamblea deberá celebrarse con asistencia de un Notario que certificará el hecho de haberse cumplido con todas las formalidades establecidas en estos Estatutos.

Dicha reforma de Estatutos deberá ser presentada para su aprobación al Ministerio de Economía Fomento y Reconstrucción.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEXTO: DE LOS PLAZOS Y LAS CITACIONES

Todos los plazos establecidos en este Estatuto son de días corridos.

Cada vez que se hable de citación, notificación u otra comunicación individual, ésta deberá ser dirigida directamente al socio, por cualquiera de las siguientes formas: citación personal, carta simple o certificada, o mensaje por correo electrónico.

ARTÍCULO CUADRAGÉSIMO SEXTO: DE LA DISOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD

La Asociación podrá disolverse por acuerdo de una Asamblea General Extraordinaria adoptada por la mayoría de los socios activos presentes que represente la mitad más uno del total de socios activos de la Asociación.

Además se disolverá por cancelación de la personalidad jurídica por haber disminuido los socios a un número inferior a veinticinco personas naturales durante un lapso de seis meses, o cuando hubiere estado en receso por más de un año.

También se disolverá por las causales contempladas en el Artículo 18° N°2 de la Ley sobre Asociaciones Gremiales.

En caso de disolución de la Asociación su patrimonio luego de pagadas todas las obligaciones, será entregado a la “FUNDACION HOGAR DE CRISTO”.

No se admiten más comentarios